¿POR QUÉ KISUL?

El deporte de contacto es sin duda el más antiguo. Nos centraremos sobre el que acabaría siendo el conocido hoy como el noble deporte del boxeo. Prueba de ello son las pinturas rupestres del sur de Argelia, los grabados egipcios, el arte cretense y cómo no, el arte la Antigua Grecia, que incluyó el cuerpo a cuerpo como deporte en su programa de los Juegos Olímpicos; entrenando con coricos a modo de saco de entrenamiento.

A lo largo de la Historia, se ha valorado siempre la fuerza y la resistencia, estando permitido el uso de agarres y peleando la mayoría de veces sin guantes. En 1743 J.Boughton, elaboró las primeras reglas del boxeo, permitiéndose aún los agarres y las zancadillas. No es hasta 1838, con las nuevas reglas “Reglas del ring de premios londinense que cambia la trayectoria, no pareciéndose tampoco mucho, a lo que conocemos como boxeo hoy en día. Pero, el cambio más significativo sería sin duda en 1867, con las reglas de Queensbury: se introduce la división del combate en rounds con sus respectivas pausas, junto con la prohibición de agarres y el uso obligatorio de guantes, así como la división por categorías.

Estos últimos puntos facilitan la victoria al púgil más diestro, más técnico, domando los instintos brutales mediante reglas y ofreciéndole a la técnica su más puro significado, tras tomar su merecida importancia.

Sabemos que por otro lado, el Kick Boxing surgió en los años 60, entre Tailandia y Japón, siendo una mezcla entre el Muay-Thai (boxeo tailandés), el Karate Kyokushinkai y el Boxeo. Fue Kenji Kurosaki quien, tras viajar a Tailandia rompería con su maestro (Sensei Mas Oyama) e iniciaría el nuevo camino Shin Kakuto Jitsu. Por aquel entonces en América se juntaron la práctica de varias artes marciales entre las que se destacaron las Artes Coreanas y más concretamente el Taekwondo, dando origen a un nuevo concepto de Kick Boxing, más conocido como Full Contact Karate, que se anunció a la prensa como Kick-Boxing el 17 de enero de 1970.

Poco a poco irá adquiriendo personalidad propia hasta adquirir en su plenitud las técnicas de pierna del Karate y su perfeccionamiento a través del Taekwondo tradicional, sumadas a la base del boxeo.

Kisul, que significa técnica en coreano, es la palabra que eligió el maestro Ernesto Barba para nombrar su escuela de artes marciales y deportes de contacto, y es por ello que el Club, que hereda sus enseñanzas, asimile su nombre. Para nosotros debe ser más que un mero nombre, sino el recordatorio vigente de ante todo, darle la importancia que se merece al estudio de la técnica y su puesta en práctica.

Sobre KISUL Club